miércoles, 19 de diciembre de 2012

Un rincón de Navidad

En mi casa tengo un rinconcito que es un poco mágico. Allí tengo un pequeño árbol. Un día me encontré que en ese rincón había surgido, así de la nada, la Navidad.


Todo comenzó con estos calcetines. Son pequeñitos, navideños y sólo caben dos o tres caramelos (lo he comprobado, no cabe un lavavajillas nuevo ahí dentro).

El caso es que me regalaron una postal navideña súper bonita y pensé que estaría bien ponerla en el rincón con los calcetines.
Cada vez era más y más Navidad.


Pero apareció mi hombre de jengibre y quitó la postal para ponerse él.
Siempre está colándose por todos lados. Ya no sé qué hacer con él. Te pone esa carita de pillo... ¡y no hay quien lo alcance!
¡Hasta se trae amigos al árbol!
Pienso poner la postal todas las veces que haga falta. Me tendría que haber comido a este granujilla...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario. Tu opinión es muy importante para mejorar el blog día a día

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...